El Blog de Arqueritos

EL JUEGO HEURÍSTICO, CESTO DE LOS TESOROS Y LOS PRE-RINCONES

Sep 2015 · Visto 76346 veces

EL JUEGO HEURÍSTICO, CESTO DE LOS TESOROS Y LOS PRE-RINCONES

Beneficios de utilizar objetos de uso cotidiano

El entorno natural y los objetos cotidianos pueden ofrecer a nuestros peques cantidad de experiencias enriquecedoras y de aprendizaje.

El juego heurístico es un recurso muy utilizado en el primer ciclo de educación infantil que favorece la exploración y manipulación de materiales de uso cotidiano, de forma espontánea y sin la intervención del adulto.

 

¿QUÉ ES EL JUEGO HEURÍSTICO Y PARA QUÉ SIRVE?

El juego heurístico permite al niño vivenciar como actividad de juego la manipulación y clasificación de objetos, con la característica principal de que se trata de material no estructurado, no comercial y muy variado.

 

El niño explora y manipula la posibilidades de acción con estos materiales de forma espontánea, dando respuesta a su ritmo evolutivo y favoreciendo aspectos como la coordinación de la vista, mano y objeto, mostrando curiosidad por lo que le rodea y combinando todo tipo de objetos que se le ofrezcan en su entorno.

Es un tipo de actividad que les permite aprender de acuerdo a su ritmo evolutivo y a sus intereses sin limitar el aprendizaje.

 

ALGUNOS BENEFICIOS DEL JUEGO HEURÍSTICO:

 

- Desarrolla la creatividad

- Descubre y desarrolla las posibilidades de acción

- Desarrolla la atención y la concentración

- Favorece la autonomía, ya que el material es utilizado libremente.

- Descubre las cualidades de los objetos experimentando a través de los sentidos.

- Favorece la comunicación con los compañeros

- Descubre las primeras nociones espaciales

- Ejercita el desarrollo motor

- Vivencia las primeras nociones de lenguaje matemático

- Colabora en la recogida de material

 

 ¿CÓMO SE HACE?

El juego heurístico consta de tres fases:

- La primera fase consiste en preparar los materiales por parte del adulto, seleccionar qué materiales se creen más adecuados a ese momento y más significativos para el niño. Estos materiales se encuentran en distintas bolsas clasificados por distintas cualidades. No es necesario sacar todos a la vez. 

- La segunda fase consiste en que los alumnos exploren los distintos materiales y empiecen a dsescubrir todas sus cualidades, pudiendo manipular, apilar, rodar, moldear, emparejar, y un sinfín de posibilidades que les ofrecen. 

- La tercera fase es casi la más importante del juego. La recogida de material hace que se desarrollen capacidades tales como normas sociales y de convivencia, relación con los iguales, clasificación de los objetos. En esta fase el adulto debe servir de guía, ya que los materiales deben ir clasificados en las bolsas correspondientes y al principio les cuesta un poquito. 

 

ALGUNOS OBJETOS DE JUEGO HEURÍSTICO:

 

- Objetos de la naturaleza: conchas marinas o de caracoles, piñas, esponjas, cáscaras de coco, castañas grandes...

 

- Objetos comprados: anillas de cortina (de madera y de metal), pinzas de tender la ropa, rulos de peluquería de diferente diámetro, topes de goma de las puertas, bigudíes, botones de hueso grandes, pelotas de ping pong, gomas de cafetera, desatascadores, cadenas de diferente longitud...

 

- Objetos confeccionados: trozos de tela, pompones de lana...


- Objetos de diversa procedencia: pequeñas botellas o frascos gruesos, cilindros de cartón, tapaderas metálicos de botes, cintas (de seda, terciopelo), cordones de diferentes colores, servilleteros, conos de cartón, tapones de corcho, llaves, bolillos y otros procedentes de almacenes y fábricas.

 

 

EL CESTO DE LOS TESOROS:

 

El cesto de los tesoros es una propuesta de juego para bebés de a partir de 6  meses aproximadamente. Da comienzo en aquel momento que nuestros pequeños puedan mantenerse sentados.

La actividad consiste en llenar una cesta de mimbre estable, y que los pequeños puedan sacar lo que hay dentro. Dentro de esta cesta se meten  objetos que no sean juguetes comerciales ni de plástico, sino cosas que los bebés pueden encontrar a diario en la naturaleza o en casa de diferentes cualidades (textura, tamaño, olor, sabor, color, sonido…) como piedras, castañas, corchos, trozos de esponja, peines, botones grandes, cepillos..., con la finalidad de despertar al máximo los cinco sentidos y  estimular la coordinación oculomanual (ojo-mano-boca), además gracias al cesto de los tesoros reforzaremos las habilidades manipulativas, la presión y la suelta de objetos, la pinza  (coger cosas pequeñas con el pulgar y el índice), la atención y la concentración, también favoreceremos la interacción con los otros bebés.

La cesta se encontrara en un lugar accesible, seguro y cálido y el adulto se quedará cerca de ellos observándolos y dándoles seguridad.

 

 

El material a utilizar será preferentemente natural (de madera, cartón, metal, corcho, cuero, etc.) y de uso cotidiano, evitando juguetes comprados de naturaleza

 

Gracias al juego heurístico conseguimos que nuestros peques vayan formando una estructuración de su pensamiento, aumenten su capacidad de comprensión verbal, conozcan las distintas propiedades de los materiales que manipulan, aumentes su capacidad de atención sobre los objetos, adquieran buenos hábitos: compartir, esperar, respetar… adquiriendo capacidades físicas, mentales, emocionales y sociales.

 

LOS PRE-RINCONES


Algunos niños, dependiendo de su madurez y estadio en el que se encuentran, pierden el interés por el juego heurístico, pero los rincones de juego simbólico todavía no responden a la etapa evolutiva en la que se encuentran.

Una posibilidad de juego intermedia son los pre-rincones.  Los pre-rincones son una transición entre el juego heurístico y el juego simbólico. 

Los pre rincones permiten se basan en la imitación y permiten  al niño interactuar con elementos de la realidad y construir un aprendizaje cognitivo, afectivo y social a partir de sus propias vivencias.



Ejemplos de “pre-rincones” 


• El bolso de mama con un monedero, unas llaves, un peine, un móvil, unas gafas, una funda de gafas, un tarjetero…


• La bolsa del bebé con toallitas, cepillo, una muda, un biberón, un sonajero, un chupete.

• El bolso de la limpieza con una esponja, una toalla pequeña, una manopla.

• El bolso del deporte con un chándal, pelotas, zapatillas, reloj.

 

En este tipo de juego el adulto puede participar con el alumno realizando acciones y explicando lo que está haciendo para que el niño le imite.
 

Al haber en cada bolso objetos familiares el niño podrá reconocerlos y reproducir su uso, introduciéndose en una imitación de su vida cotidiana.

 

En Arqueritos creemos especialmente en los recursos naturales, y la forma que conlleva el educar y aprender, dejándoles ser libres, a través de entornos cercanos, armónicos y seguros, y sobre todo con nuestra actitud paciente, orientadora,  llena de afecto y amor.

 

Volver al blog

ARQUERITOS

"La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo."

              

GALERÍA DE IMÁGENES

SUGERENCIAS


Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.